AHORRO PREVISIONAL VOLUNTARIO APV

El Ahorro Previsional Voluntario (APV), es un instrumento financiero que permite a los trabajadores dependientes e independientes, que coticen o hayan cotizado en una AFP o INP, aumentar su pensión de vejez, invalidez o sobrevivencia, jubilarse anticipadamente o utilizarla como seguro de cesantía.

El Ahorro Previsional APV permite además realizar aportes voluntarios con importantes beneficios tributarios, por sobre lo que cotiza de manera obligatoria mensualmente en su AFP. De esta forma, los trabajadores que contraten un plan de APV, podrán ahorrar hasta 50 UF mensuales o 600 UF anuales, los que serán rebajados para el cálculo de su impuesto a la renta. Si el plan voluntario previsional APV es contratado utilizando la figura de un depósito o ahorro convenido, estos dineros no tendrán límite de exención tributaria.

Modalidades de ahorro APV

Cotización Previsional Voluntaria: Es un aporte voluntario que pueden efectuar los trabajadores dependientes e independientes, en forma periódica o esporádica, con el objetivo principal de aumentar la pensión o anticipar la edad de jubilación. El monto de ahorro APV puede ser modificado o suspendido cuando lo estimen conveniente.

Depósito Convenido: Es un aporte previsional que el empleador realiza a la cuenta de capitalización del trabajador en forma periódica u ocasional, previo acuerdo entre ambas partes.

Administración del Sistema de Ahorro Previsional APV

El sistema APV es administrado por las AFP, Bancos, Fondos Mutuos, Fondos de Inversión, Administradoras de Fondos para la Vivienda o Compañías de Seguros de Vida.

De todas ellas, las Compañías de Seguros de Vida son las únicas instituciones que pueden ofrecer un plan de ahorro APV que incluye un seguro de vida, garantizando un capital determinado en caso de que la persona fallezca o se invalide.

Así, si se contrata un plan de APV en una Compañía de Seguros de Vida y posteriormente se invalida o fallece, sus beneficiarios legales recibirán como indemnización un capital asegurado, independientemente del monto que se haya alcanzado a ahorrar, salvo que el plan de ahorro sea un depósito convenido, en cuyo caso los dineros sólo sirven para incrementar o anticipar la pensión.

Ventajas

El APV, como instrumento de ahorro previsional, destaca por sus novedosos beneficios. Algunos de los más importantes son:

  • Este forma de ahorro rebaja de las cotizaciones voluntarias directamente de la base imponible tributaria, lo que implica grandes beneficios al momento de ahorrar.
  • El APV, como instrumento de ahorro previsional, destaca por sus novedosos beneficios. Algunos de los más importantes son:
  • Entrega liquidez, ya que se puede disponer de parte o de la totalidad de este ahorro previsional cuando desee, sin necesidad de esperar hasta la jubilación, sujeto a un cargo tributario adicional. Lo que permite enfrentar periodos de desempleo, sea voluntario o involuntario.
  • Permite programar el ahorro, para acumular los fondos que ayuden a resolver las necesidades financieras de mañana.
  • El APV mejora considerablemente la pensión al momento de acogerse a ella o adelantarla.
  • Como instrumento financiero el APV tiene transparencia y respaldo, ya que tanto los instrumentos como las instituciones donde se realizará el ahorro, deben estar inscritos en la Superintendencia de Valores y Seguros o en la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras.
  • Los fondos previsionales acumulados en deposito de ahorro previsional se pueden retirar como Excedente de Libre Disposición (ELD) al momento de pensionarse.
  • Es un beneficio previsional que puede ser acogido por todos los trabajadores dependientes e independientes del país, sin diferenciar si pertenece al antiguo o al nuevo sistema previsional.
  • Los planes de ahorro voluntario APV son inembargables. Siempre se puede contar con estos fondos. En caso de dificultades financieras o legales, los fondos previsionales no se ven afectados.